Esperanzada-2019 Delegación de Pastoral Vocacional Diócesis de Cartagena

“Haced la voluntad del Padre” Crónica de la ESPERANZADA 2019

Bajo el lema “Edificados en Cristo, haced la voluntad del Padre”, título del plan de pastoral de nuestra diócesis, cerda de 200 personas participaban este pasado fin de semana, del 29 al 31 de marzo, en la ESPERANZADA 2019, peregrinación organizada por la Delegación de Pastoral Vocacional que recorre a pie la ruta entre el Santuario de la Vera Cruz de Caravaca y el Santuario de la Virgen de la Esperanza de Calasparra.

Los peregrinos, llegados de distintos lugares de la diócesis, seminaristas, religiosas, sacerdotes, jóvenes y familias, nos dábamos cita el viernes por la tarde en el Seminario Mayor “San Fulgencio” para partir hacia Caravaca de Cruz, donde a las 17h de la tarde, se iniciaba la peregrinación con la oración de acogida, presidida por el Obispo auxiliar electo D. Sebastián, y la bendición con la Santa Cruz. Desde allí nos dirigíamos hasta Cehegín, recorriendo unos 7km para celebrar la Eucaristía en la Parroquia de Santa María Magdalena, presidida por el Delegado de Pastoral Vocacional, D. Jesús Sánchez y disfrutar después de una velada festiva, preparada por la Escuela Javier Azagra, antes de descansar.

Ya el sábado, tras la celebración de la Misa en la Parroquia de la Virgen de las Maravillas, patrona de Cehegín, emprendíamos la marcha bien temprano con cerca de 21 km. por delante. La primera parada en el camino fue en Canara, donde hicimos unos juegos y rezamos el Ángelus a la Virgen, para continuar el camino hasta Valentín. Allí compartimos la comida y tuvimos un tiempo de descanso para después participar de la catequesis por grupos, dónde hablamos acerca de la santidad, la conversión y la evangelización, dentro de la respuesta a la voluntad del Padre que cada uno cumplimos en nuestra vida.

Por la tarde recorríamos los últimos 7 km de la jornada, para llegar hasta Calasparra. Allí, habiendo descansado un rato y tomado fuerzas, disfrutamos de una preciosa Vigilia de oración en la Iglesia de la Merced, donde ante el Santísimo, los peregrinos pudimos ponernos en su presencia, hablar y escuchar a Dios, escuchar el testimonio de una religiosa, acudir al sacramento de la reconciliación y compartir la oración con el resto de peregrinos y personas que nos acompañaron. Concluida la Vigilia llegaba el momento del merecido descanso.

Con una anhelada lluvia para nuestra tierra, amanecía el domingo antes de continuar el camino, compartíamos el rezo de Laudes en la Iglesia de los Santos Abdón y Senén de Calasparra, presididos por D. Diego Martínez, Rector del Seminario “Redemptoris Mater” de Murcia. Tras las Laudes, y debido a la inclemencia meteorológica, nos dirigíamos en autobús hasta el Santuario de la Esperanza, meta de nuestro caminar.

Una vez en el Santuario rezamos el Santo Rosario, presentando a la Virgen todas nuestras intenciones y necesidades y pidiendo por los frutos de nuestra peregrinación. A las 13h celebramos la Eucaristía dominical, presidida por el Obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes y acompañados por el Obispo auxiliar electo, Sebastían Chico y por el Arzobispo emérito de Burgos, Francisco Gil. También nos acompañaron numerosos sacerdotes, entre ellos, el Párroco de Calasparra y la presidenta y miembros de la Mayordomía del Santuario de la Esperanza, quienes hicieron entrega al Delegado Diocesano, D. Jesús Sánchez, de un cuadro de la Virgen, reconociendo así la labor que hace la ESPERANZADA acercando el amor a la Virgen a los jóvenes.

Tras la comida fraterna, acudíamos de nuevo al Santuario para cantar la Salve y despedirnos de esta gran peregrinación, poniendo ya la mirada en la ESPERANZADA del próximo año.

Ha sido una bendición del Señor el haber podido vivir esta peregrinación. Destacamos la alegría de los peregrinos, el compartir las experiencias, el testimonio y el caminar junto al Señor como la gran vivencia de estos días. Le pedimos al Señor que derrame abundantes gracias a todos los peregrinos, es especial a los jóvenes, para que sientan en su corazón el amor de un Dios que se entrega por nosotros.

Desde la Delegación Diocesana de Pastoral Vocacional queremos dar las gracias a todos los organismos que han colaborado para que esta ESPERANZADA fuera posible y en especial a la Delegación del Gobierno, a los Ayuntamientos de Caravaca, Cehegín y Calasparra, a los cuerpos y fuerzas de seguridad que nos han atendido (Guardia Civil, Policía y Protección Civil), a las parroquias y Párrocos que nos han servido (Santuario de la Vera Cruz, Santa María Magdalena y Padres Franciscanos de Cehegín, parroquias de Canara y Valentín), y en especial a la Parroquia y Párroco de San Pedro de Calasparra, a las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones y a la Mayordomía de la Fundación Santuario de la Esperanza de Calasparra. También queremos dar las gracias a las empresas: Hero España, -E.Leclerk, la Universidad Católica San Antonio y los particulares que han colaborado con nosotros y felicitar a los jóvenes, parroquias, congregaciones y movimientos que han querido sumarse a esta inolvidable peregrinación.

¡Os esperamos el próximo año para vivir otra inolvidable ESPERANZADA!